OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Deficiencias de administración que nos hacen perder el tiempo

Existen muchos consejos y fórmulas para ser un buen administrador, sin embargo a veces con solo modificar algunas conductas en nuestras actividades diarias, vamos a lograr mejores resultados. Nuestra meta es poder aprovechar mejor nuestro tiempo y obtener más logros sin tener que sacrificar más horas.

Los siguientes son errores de administración bastante comunes, debes cuidarte de no caer en ellos y tenerlos en mente cada día al momento de realizar tus actividades.

 

1. Quieres hacerlo todo tu mismo. Suena a lugar común, pero es realmente frecuente que queremos tener el control sobre todas las actividades que hacemos y nos cuesta trabajo delegar. Esto se agrava cuando se tienen que hacer tareas que consideramos muy importantes. Hay que practicar el tener confianza en tus colaboradores y en tu equipo de trabajo. Si los contrataste es por algo, permite que ellos den resultados y desarrolla el arte de comunicar de forma eficiente las expectativas y lo que se espera de ellos.

2. Falta de metas bien definidas. Establecer una dirección y propósito nos ayuda a centrarnos en actividades productivas, si no contamos con objetivos bien definidos, estamos dirigiéndonos sin rumbo fijo a un lugar que ni siquiera sabemos cuál es. Establecer metas nos da dirección y nos enfoca a tener resultados concretos.

3. No tener prioridades bien establecidas. Una de las mejores maneras de perder el tiempo es el no saber distinguir entre lo importante y lo urgente. ¿Qué es lo importante? Aquellas actividades que me acercan a mis metas, todo aquello que me retorna un valor ya sea personal o para mi empresa, y lo que aporta al negocio.

4. Parecer “muy” ocupado. Es una creencia fuertemente establecida en nuestra cultura: entre más ocupado parezco estar, más productivo soy. Esto es totalmente falso, ocupado no es sinónimo de ser efectivo. Si haces mil tareas que no tienen que ver con tus metas, es igual que tirar a la basura tanto tu preciado tiempo como el de tu empresa.

5. Procrastinar. Las consecuencias de aplazar las tareas pueden ser muy altas. Es común que la procrastinación genere ansiedad y estrés, afectando no solo tu trabajo sino también tu salud. Cuando se acerca la fecha límite terminas haciendo las cosas con una calidad menor a lo esperado. Ejecuta las tareas de acuerdo a la prioridad que les vayas asignando, y vence el deseo de dejarlas para después, de preferencia comiénzalas de inmediato.

 

Como podemos ver, esto no es nada complicado, solo basta con tomar esto en cuenta todos los días y preguntarnos si estamos cayendo en alguna de estos errores. Si es así, haz lo necesario para corregir la situación y los resultados hablaran por si mismos.